Buscar
  • Tunquén Sustentable

Entrevista a Julián Muggli: nuestras ballenas y las amenazas que enfrentan


A propósito del video subido por Pedro Pablo Jordán en septiembre de 2018, que mostraba el avistamiento de ballenas en la costa de Quintay, el estudiante de Ingeniería en Conservación de Recursos Naturales de la Universidad Austral, Julián Muggli, conversó con nosotros sobre estos imponentes mamíferos que visitan nuestro país.




¿Qué tipo de ballenas pasan por Tunquén?


Lo primero que hay que considerar, más que Tunquén, hay que aclarar que en Chile tenemos muchas especies de cetáceos, que incluyen ballenas y delfines. A veces uno piensa que esos animales son como de otra parte, que salen en la tele solamente. Uno no se imagina que Chile es uno de los países que tiene mayor diversidad de cetáceos, con presencia de un 48% de las especies del mundo. Es decir, en nuestras costas podemos ver 42 de tipos de estos mamíferos, de un total de 87.


De estas especies, 8 pertenecen a ballenas. Tenemos la franca austral (Eubalaena australis), que es la que apareció en Quintay, la jorobada, la ballena azul, el cachalote, la ballena minke, la sei, etc. En el fondo hay muchas especies de ballenas y por Tunquén podrían pasar cualquiera de ellas.


Hay zonas que tienen mayor densidad de estos animales, como Magallanes o en el norte la región de Atacama. En el verano se vienen a alimentar a las costas chilenas. Llegan como en octubre más o menos y se comienzan a migrar hacia el norte a finales de marzo.


¿Cómo afecta la contaminación a estos animales?


Este último tiempo se han encontrado una cantidad de plásticos dentro de las ballenas que realmente es increíble, kilos y kilos. Ellas no tienen cómo diferenciar eso de los peces, que además del plancton, también forman parte de la dieta de algunas. Eso es un problema muy grande.


Otra contaminación muy grave es la acústica. Los buques que pasan por la costa donde hay ballenas, dañan mucho sus oídos con los sonares que utilizan. Las ballenas se comunican a kilómetros de distancia con el ultrasonido, para reproducirse, alimentarse, migrar, etc. Entonces eso es algo que las afecta mucho, pues afecta su señal y a veces se pierden y no tienen cómo volver a encontrarse.


Muchos varamientos también se producen por las explosiones, cuando las milicias prueban estos artefactos en el mar. Este sonido es tremendo debajo del agua y puede hacer que una ballena se desoriente fácilmente, o también las puede dañar permanentemente, rompiéndoles el tímpano y dejándolas sin poder comunicarse por el resto de su vida. Eso seguramente terminaría en su muerte.


¿Qué otras amenazas existen?


Otro de los factores que amenazan las ballenas, históricamente, a sido la caza de estos animales.


Durante mucho tiempo se cazó a estos animales para obtener su carne y su grasa, o aceite de ballena, utilizado en la fabricación de cosméticos y otros productos. Esto disminuyó en gran cuantía su número. Se estima que la población de ballenas azules hoy es casi el 5% de la población original de esta especie.


Una de las balleneras más grandes de nuestro país estaba en Quintay. Ahí trabajaban más de 1000 personas y mataban alrededor de 1600 ballenas al año, que son casi 16 ballenas al día. Tenían 8 barcos funcionando todo el día cazando a estos animales.


Si bien en algunos lugares del mundo esto sigue ocurriendo, como en Japón donde hace poco se anunció que se volverán a cazar ballenas, en Chile ya no es así. Sin embargo, sí existe un factor de riesgo con la pesca accidental. Los buques de arrastre sacan cientos de toneladas de pescado a un ritmo descontrolado, y en las mallas gigantes que usan no caben solo peces, sino delfines, calamares, tiburones, pájaros y también ballenas. Estas últimas también quedan atrapadas muchas veces bajo el mar por horas, y como necesitan salir a respirar cada cierto tiempo, mueren ahogadas.


Hablame un poco específicamente de la Eubalaena australis que pudimos ver en Quintay hace unos meses.


Esta es una especie que se caracteriza por tener unas callosidades cefálicas, que son como unas costras que le salen, y cada una tiene un patrón distinto. Es una especie migratoria que prefiere sectores costeros, por eso es que se puede apreciar con facilidad.


Una de las características que tiene es que saca su cola para mantener la temperatura corporal y por lo general son un animal solitario. La recuperación de esta especie, luego de la indiscriminada caza que se realizaba, ha sido bastante lenta, por lo que hay que tener monitoreado lo que sucede con ellas.


Las ballenas son animales muy inteligentes que pueden vivir más de 100 años y el volver a verlas en nuestras costas es muy emocionante. En la comunidad científica se comentó mucho la situación de la ballena franca austral en Quintay, fue muy esperanzador la verdad.






¡Mira el video de las ballenas en las costas Quintay en el siguiente enlace!

https://www.facebook.com/pedropablojb/videos/10156527396242778/




SOBRE NOSOTROS

Somos una Fundación dedicada a la preservación del ecosistema constituido por el Borde Costero, el Humedal, la Playa y el sector dunario de Tunquén, V Región.

CONTACTO

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram